Publicado: 14/11/2017
WhatsApp: Nueva modalidad de chantaje aterroriza a empresarios
Sicarios envían al WhatsApp video mostrando granadas, balas y armas con las que acabarán a sus víctimas en caso no paguen cupos.
Compartir Compartir
Muestran explosivo en video.

Las bandas delincuenciales cada vez buscan nuevas formas de extorsionar a sus víctimas para que cedan y les entreguen fuertes cantidades de dinero.


Si bien siguen imperando las llamadas amedrentadoras, así como los manuscritos acompañados de balas o artefactos detonantes, se ha detectado una nueva forma que consiste en el envío de un video a las víctimas. Esta modalidad ya cobró sus primeras víctimas, entre las que se encuentran empresarios y alcaldes distritales de la región.


SATÉLITE accedió a una de estas grabaciones, en la que se aprecia cómo una persona anónima, con voz distorsionada, comienza a colocar granadas de guerra, tipo piña, en su mayoría, sobre una cama y luego desparrama una caja con municiones.


A medida, el hampón (de quien solo se ve una mano) coloca con cierta parsimonia las granadas para que sean visualizadas, menciona en qué las empleará, entre lisuras. "(...) Por si acaso, no es broma; este (el explosivo) va a ser para tu casa (...), este para tu local (...), el de acá para tu carro (...), y por si acaso se nos escapa aquí hay otra (...); aparte, te vamos a llenar de plomo todito, más bien cuídate (...)", refiere la voz distorsionada.


Desde el penal El Milagro


Se supo que detrás de este video se hallaría dos maleantes que procederían de la provincia de Ascope, y se les conocería como 'Pato' y 'Meco'.


Trascendió, además, que videos como el antes descrito son realizados por maleantes. Tras ello, los envían a reclusos del centro penitenciario El Milagro, los que se encargan de mandarlos a sus víctimas, previamente escogidas.


Estos presos comparten el video mediante el aplicativo de WhatsApp a los celulares de empresarios y comerciantes.


De corroborarse esta información, quedaría en evidencia que los bloqueadores recientemente instalados en la penitenciaría trujillana no servirían y los reclusos continúan con sus actividades ilícitas tras las rejas.


Agentes especializados de la División de Investigación Criminal (Divincri) Trujillo ya estarían indagando sobre esta nueva modalidad extorsiva.

 

Los agraviados


De acuerdo con ciertas denuncias, estos maleantes se dedicarían a extorsionar a empresarios que se encuentran ejecutando obras en la carretera Panamericana Norte y proyectos en una que otra municipalidad situada en la provincia de Ascope.


Hace dos semanas, dos delincuentes dejaron un manuscrito en la discoteca Wachaque, ubicada en la urbanización California. Asimismo, trataron de hacer explotar una dinamita en la entrada de tal establecimiento nocturno, sin lograr su cometido. Finalmente, huyeron en moto.


Días antes, el propietario habría recibido un video con granadas y municiones a su celular. De igual forma ocurrió presuntamente con dueños de cuatro conocidos locales de Trujillo.

Banner Publicitario Banner Publicitario
Dejanos tu comentario
terry: maten a esos cagados k no pueden las autoridades matar e esos perros yo llegare para matar o tos esos hijos de pu...

.:. La Industria .:.

Nick:


Comentario: