Publicado: 15/04/2018
Aún no capturan a sujetos que casi asesinan a sus parejas
Pese a estar plenamente identificados, la policía aún no captura a tres sujetos que estuvieron a punto de asesinar a las madres de sus hijos. Una de las víctimas quedó ciega y otra abortó.
Compartir Compartir
Jorge Paredes se atrevió a amenazar a su víctima. Ofrecen 20 mil soles a quién ayude a encontrar a Eduardo Romero.

@WebSatélite


La violencia contra la mujer recrudece constantemente y con mayor crueldad. Sumado a ello, está la lentitud de las autoridades que contribuirían a la impunidad. En las últimas semanas tres mujeres quedaron al borde de la muerte al ser masacradas o baleadas (por su pareja o expareja). Los acusados siguen libres pues la policía no ha logrado ubicarlos hasta el momento. Las agraviadas, si bien ha logrado sobrevivir, permanecen con el miedo de ser asesinadas, según ellas mismas lo han manifestado.


El domingo pasado, Jorge Luis Paredes Quiroz (28) le dio una golpiza a Yessica G. Ch. M. (26), quien tenía aproximadamente tres meses de embarazo, solo porque defendió a su hijo de 6 años.


Paredes primero golpeó al niño porque le hizo derramar agua al suelo y posteriormente le dio correazos y patadas a Yessica.


El enloquecido sujeto, quien habría estado ebrio, se fue de la casa sin prestarle ayuda a la mujer y hasta ahora nadie sabe su paradero. Lo más indignante es que días después, cuando el caso se hizo público, el agresor (desde su escondite) le advirtió a su pareja, a través de mensajes de texto, que “algo muy malo le sucederá si es que no retira la denuncia”.


Ese mismo día, en Pataz, Lucy Villalba Carranza perdió la visión del ojo izquierdo debido a brutal golpiza que le dio su conviviente. El hijo de ambos tuvo que pedir auxilio a los vecinos para que rescaten a su madre, quien quedó inconsciente tras ser estrangulada con una soga.


La madre de familia llegó con el rostro completamente desfigurado al hospital Regional. Los médicos informaron que la paciente sufrió un desprendimiento de retina y las secuelas son irreversibles.


Cuando Lucy recobró la conciencia, contó que su conviviente, quien le reclamó por una supuesta infidelidad y empezó a golpearla. Le dio puñetazos en el rostro y luego la golpeó con un palo en la cabeza, brazos y piernas.


La intención del sujeto fue matarla pues al verla tendida en el suelo, le colocó un trapo en la boca y la ahorcó con una soga hasta desmayarla. Los moradores y ronderos de Pataz ya han iniciado la búsqueda para atrapar al agresor.


OFRECEN RECOMPENSA 


El 30 de marzo, viernes santo, sucedió un ataque aún más feroz: Paola Belit Varela Álvarez (42) fue baleada por su expareja dentro de su vivienda en la Urb. La Perla.


Por increíble que parezca, era la segunda vez Paola Varela sufría un ataque de esa naturaleza: hace tres años el mismo sujeto, quien es además el padre de sus hijos, le disparó por la espalda.


La policía identificó al agresor como Eduardo Romero Argomedo (46), conocido como ‘Bala’, quien fue incluido esta semana en el programa nacional de recompensas del Ministerio del Interior, por el delito de intento de feminicidio.

Banner Publicitario Banner Publicitario