Publicado: 12/09/2019
Empresario quiso pagar para no ir preso por atropellar a mujer
Deudos de abuelita atropellada afuera de Metro aseguran que, por medio de parientes, chofer intentó darles plata.
Compartir Compartir
Los restos de Julia fueron velados en su domicilio.

@WebSatélite


En entrevista con SATÉLITE, los deudos de Julia Saucedo Julca (68), la vendedora de tamales que murió aplastada por una camioneta en los exteriores de Metro del óvalo Papal, comentaron que el chofer que causó la tragedia, el empresario Hoel Ballena Rodríguez, intentó “llegar a un arreglo” para que retiren la denuncia y así se salve de ir a prisión. En otras palabras, les ofreció dinero. 


Denis Correa (29), hija de la comerciante, explicó que el padre de Ballena se presentó el lunes en la casa del duelo para dialogar, pero debió marcharse tras recibir una respuesta nada alentadora para su familia. 


“La vida de nuestra madre no tiene precio —le dijo Denis—. No vamos a recibir nada. El responsable debe ir a la cárcel por el tremendo dolor que nos ha causado”.


Los restos de Julia fueron velados en Los Rosales de San Andrés. Vivía en la esquina de las calles Los Colibríes y Los Pétalos. El sepelio se llevó a cabo a las 9 a. m. en el Parque Eterno. Cuentan sus familiares que desde hacía cuatro años trabajaba en la calle vendiendo tamales. Antes se dedicó de manera exclusiva a su casa, pero, a pesar de su avanzada edad, debió incursionar en el comercio ambulatorio para pagar ciertas deudas. Solía ubicarse con su canasta en la avenida América Oeste, lugar en donde, por desgracia, sería aplastada por la camioneta que conducía Ballena.


CON UN PIE EN PRISIÓN


Sobre la situación de Hoel Ballena, se sabe que se encuentra ya en la carceleta del Poder Judicial. Esta tarde se desarrollará la audiencia en la que el Ministerio Público pedirá que lo recluyan en prisión mientras lo procesan. El penalista Alfredo Galindo Peralta explica que la condena en casos como este no baja de los ocho años ni excede de los doce. Por su parte, el jefe de la policía en La Libertad, general Óscar Gonzales Rabanal, confirmó que el empresario conducía con alcohol en la sangre cuando causó el accidente.  

Banner Publicitario Banner Publicitario