Publicado: 14/02/2018
San Valentín: el patrono y protector del amor y Trujillo
El 14 de febrero de 1619 se registró un terremoto en la ciudad de Trujillo, fecha en que ejecutaron a Valentín.
Compartir Compartir
San Valentín.

@WebSatélite


San Valentín fue un sacerdote que en el siglo III ejercía su ministerio en Roma. Gobernaba entonces el emperador Claudio II, quien decidió prohibir la celebración de matrimonios para los jóvenes, porque en su opinión los solteros sin familia eran mejores soldados, ya que así tenían menos ataduras.


El sacerdote consideró que el decreto era injusto y desafió al emperador. Por eso, celebraba en secreto matrimonios para jóvenes enamorados (de ahí se ha popularizado que San Valentín sea el patrón de los enamorados). El emperador Claudio se enteró y, como San Valentín gozaba de un gran prestigio en Roma, lo llamó a Palacio. El emperador Claudio dio orden de que encarcelaran a Valentín. Entonces, el oficial Asterius, encargado de encarcelarlo, quiso ridiculizar y poner a prueba a Valentín. Le retó a que devolviese la vista a una hija suya, llamada Julia, que nació ciega. Valentín aceptó y, en nombre del Señor, le devolvió la vista. Este hecho convulsionó a Asterius y su familia, quienes se convirtieron al cristianismo. De todas formas, Valentín siguió preso y el emperador Claudio finalmente ordenó que lo martirizaran y ejecutaran el 14 de febrero del año 270. La joven Julia, agradecida al santo, plantó un almendro de flores rosadas junto a su tumba. De ahí que el almendro sea símbolo de amor y amistad duraderos.


San Valentín, patrono y protector de Trujillo


San Valentín tiene un significado muy grande para los que vivimos en esta linda ciudad de Trujillo: lo veneramos e invocamos como Patrono y Protector.


Cumplía nuestra ciudad 84 años de fundación cuando todo era flamante, en especial sus maravillosas edificaciones, iglesias, conventos, lujosas casonas solariegas. Estaba al frente del Obispado de la Diócesis Don Francisco Díaz de Cabrera, cuando se produjo con violenta embestida en Trujillo y sus comarcas aledañas el primer terremoto de su historia. Era el 14 de febrero de 1619, día de San Valentín a las 12.30 del mediodía.


El terremoto fue tan destructivo que, en menos de un minuto, derribó todos sus hermosos edificios, dejando solamente algunas paredes y muros de iglesias. Como consecuencia, perecieron 350 personas sin que se les pudiese brindar auxilio; sobrevinieron graves enfermedades y aperturas de tierras, tanto en el llano como en las serranías. Los vecinos se resignaron a vivir las inclemencias de los campos. Desde entonces la ciudad se puso bajo la advocación del Patrono San Valentín en su condición de protector y abogado.


Sin embargo, por proposición de los alumnos del glorioso Colegio San Carlos y San Marcelo, el 14 de febrero de 1984 se revivió la tradición y la festividad en homenaje al Patrón San Valentín, como expresión de la más genuina esencia de trujillanidad. El Arzobispado de Trujillo, siempre preocupado por cultivar los valores religiosos propios de nuestra ciudad de la ¨Eterna Primavera¨, se ha propuesto recuperar la Festividad de San Valentín, reconocido Santo Patrono y protector de la ciudad.

Banner Publicitario Banner Publicitario