Publicado: 07/12/2017
Sentencian 18 años de cárcel a policía que mató a su pareja
Agente deberá pagar además S/ 60 mil de reparación civil. Deudos no están conformes con sentencia y anuncian que solicitarán más años de encierro.
Compartir Compartir
Daniela Fernández Paredes trabajaba como anfitriona.

El suboficial de la policía Richard Vásquez Guillen acaba de ser condenado a 18 años de prisión efectiva y a pagar una reparación civil de 60 000 soles por asesinar a su esposa, la joven Daniela Fernández Paredes (23), la noche del 23 de octubre del 2016.


Los miembros de la Primera Sala Penal para reos en cárcel, de la Corte Superior de Justicia de Lima Norte, dictó la sentencia el lunes en la tarde. Gladis Paredes de Fernández, madre de la muchacha, viajó a la capital para escuchar el fallo.


Daniela nació y creció en La Esperanza, pero vivía en Lima con Vásquez, que también era de Trujillo. El crimen se produjo en el departamento que alquilaban, allá en la capital, luego de una discusión.


En entrevista con SATÉLITE, Jessica Fernández, hermana de la fallecida, explicó que la familia no se siente conforme con la pena dictada, por lo que solicitarán que esta se incremente.


“Pediremos 30 años de prisión efectiva y una reparación civil de cien mil soles  —anunció—. (Richard Vásquez) dijo ante las autoridades que mi hermana era depresiva, llorona, y que no tenía ganas de seguir viviendo. Además, que todos los días tomaba pastillas para dormir. Pero no pudo comprobar nada de esto. También dijo que estuvo borracha el día que murió, y que debido a eso, y a la supuesta depresión que padecía, había decidido matarse. Sin embargo, la necropsia desbarató todas sus mentiras. Los especialistas no encontraron ninguna sustancia toxica (droga o alcohol) en la sangre de Daniela”.  


Jessica comentó además que en su momento solicitaron que Vásquez sea juzgado por el delito de feminicidio agravado (con lo cual la condena sería más alta), pero el juez no tomó en consideración el pedido y solo lo procesaron por feminicidio.

 

LE DISPARÓ 


Para que el Poder Judicial castigue al policía tomó en cuenta cada detalle del caso (detalles que, dicho sea de paso, son escalofriantes). Según explica Jessica, Vásquez colocó el cañón de su pistola en la boca de Daniela y luego presionó el gatillo. Minutos antes habían protagonizado una discusión bastante subida de tono.


Tras el crimen, Vásquez declaró que la misma muchacha se había disparado por la depresión que supuestamente padecía. Pero los exámenes forenses trajeron abajo los argumentos de su defensa.


“Los exámenes practicados por el perito revelaron que había 23 % de pólvora en la mano izquierda de mi hermana, y 75 % en la mano derecha de su pareja. De esta manera concluyeron que ella no se disparó porque, para empezar, no era zurda”, precisó Jessica.


NO LA MATÉ


Quienes tampoco se mostraron conformes fueron los familiares de Richard Vásquez. Incluso él mismo dijo, durante la audiencia, que era inocente.


“Apelaré el fallo ante la Corte Suprema de Justicia porque yo no maté a la madre de mi hija”, enfatizó.


Como se recuerda, este agente del orden nacido en Trujillo fue detenido por sus mismos colegas horas después de que se descubriese el cadáver de su pareja.


Días después, el Poder Judicial le dictó prisión preventiva, de modo que lo recluyeron en el penal de Lurigancho. Todo indica ahí mismo cumplirá la condena.

Banner Publicitario Banner Publicitario